CEPYME advierte de que la cifra de negocio apunta una preocupante desaceleración de la actividad empresarial

Las cifras de negocio empresarial han pasado de reflejar una falsa bonanza que era resultado de su normalización, después de la complicadísima situación vivida durante 2020 y 2021, a apuntar una acusada desaceleración que resulta acorde con un importante freno que viene registrando la economía desde la segunda mitad de 2022. CEPYME ve con preocupación la caída que por segundo mes consecutivo registra el Índice General de Cifra de Negocios Empresarial, que presentó en mayo una variación anual del -2,7%, en tasa desestacionalizada, y del -2,5%, en tasa original.

Cuando la actividad y las cifras de las empresas retornan al punto de partida de finales de 2019, datos tales como la cifra de negocios traslucen una clara debilidad que se agravará en los próximos meses como consecuencia del endurecimiento de la política monetaria del BCE que pone freno a la actividad. En este sentido, cabe recordar que, en el primer semestre de 2020, el PIB de España cayó un -13,4% y no ha recuperado sus cifras prepandemia hasta el primer trimestre de 2023.

 Más información

Scroll al inicio