CEPYME pide al Gobierno respeto y más apoyo a la empresa sobre todo tras el esfuerzo realizado por mantener y crear empleo

-CEPYME recuerda que la empresa todavía tiene que recuperarse del sobre endeudamiento acumulado durante 2020 y que está soportando incrementos de costes globales superiores al 23%.

-La Confederación de las pymes insta al Ejecutivo a frenar en su política de incrementos de costes y de cargas a las empresas para no debilitar más el tejido productivo y, en especial, las pymes que son las que más lo sufren.

Madrid, 26 de enero de 2023

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2022 reflejan, por un lado, los efectos de la desaceleración en el empleo, con una caída de 81.900 ocupados en el cuarto trimestre del año, pero también muestran el esfuerzo de la empresa española por crear y mantener el empleo durante un complicado ejercicio marcado por el incremento de costes y el estrechamiento de márgenes, especialmente en las empresas de menor tamaño.

En este sentido, CEPYME pide al Gobierno respeto y más apoyo a las empresas no solo por los sacrificios que arrastran desde que comenzara la pandemia, a la que se ha sumado la crisis inflacionista, sino por su esfuerzo por mantener y crear empleo durante 2022, a pesar de no haber recuperado en términos globales el nivel de beneficios empresariales previos a la pandemia.

Además, la Confederación de las pymes recuerda que la empresa todavía tiene que reponerse del sobre endeudamiento acumulado durante 2020 y que, desde mediados de 2022, está haciendo frente a la devolución de los créditos ICO. A ello se suman los aumentos de precios de suministros y energía, que han supuesto un incremento de los costes globales para las pymes superior al 23% en tasa interanual, lo que provoca una reducción de los márgenes de las empresas que redunda, finalmente, en una menor liquidez y pérdida de competitividad y en mayores dificultades para crear y mantener el empleo.

Por ello, CEPYME insta al Ejecutivo a frenar la política de incremento de costes y de cargas que soportan las empresas para no debilitar más el tejido productivo, que es la base para la creación de empleo. Cabe recordar que para este año 2023, el Gobierno ha aprobado una fuerte subida de las bases de cotización, tanto de la máxima como, previsiblemente, de la mínima y de los tipos de cotización, que representa la primera vez desde que se aprobará la Ley General de Seguridad Social. Y reitera la necesidad de abordar un plan integral de apoyo a la empresa, que permita superar la situación generada por el encadenamiento de las crisis de la pandemia y de aumento de la inflación.

El empleo se incrementó en 2022 en 278.900 ocupados, con un ritmo de creación de empleo del 1,38%, que, no obstante, se vio claramente desacelerado especialmente en la segunda mitad del año. La cifra total de ocupados se situó a finales de año en 20.463.900 personas.

Por sectores, el empleo creció en 2022 en todas las ramas de actividad, salvo la agricultura, que perdió 86.900 empleos. En servicios, el empleo se incrementó en 314.300 ocupados, mientras que la industria generó 36.600 empleos y la construcción, 14.900.

El paro se incrementó en 43.800 personas en el cuarto trimestre, encadenando dos trimestres consecutivos con aumentos del paro. La cifra total de parados volvió a superar los 3 millones, concretamente 3.024.000 parados, lo que eleva dos décimas la tasa de paro respecto del trimestre anterior, hasta el 12,87%.

Más información

Scroll al inicio