CEPYME pide que el nuevo reglamento frente a la morosidad contemple las necesidades de los distintos sectores y empresas

La lucha contra la morosidad constituye una de las principales líneas estratégicas de acción de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME). Dado que la normativa preexistente no ha conseguido atajar el problema -el periodo medio de pago (PMP) sigue 20 días por encima del plazo legal-, la tramitación en curso de la propuesta de reglamento del Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Lucha contra la Morosidad brinda la mejor oportunidad para transmitir las necesidades sectoriales y problemáticas específicas de cara a definir con mayor acierto una mecánica que sí logre reducir los plazos de pago sin perjudicar a las unidades productivas más vulnerables: pymes y autónomos.

En tal sentido, CEPYME ha celebrado hoy la jornada El nuevo Reglamento Europeo de Morosidad: Impacto en la pyme española, dando voz a todos los sectores y sensibilidades, contando con la participación de los representantes de los principales ramos de actividad, y siendo clausurada por el presidente de la Confederación, Gerardo Cuerva; la secretaria de Estado de Industria, Rebeca Torró; y el presidente del Observatorio de Morosidad de CEPYME, Luis Collado.

La Confederación celebra que el futuro Reglamento busque homogeneizar la normativa en toda la UE, algo necesario en un mercado único que requiere que todos los operadores se enfrenten al mismo marco. CEPYME comparte el objetivo de la futura norma: que se reduzcan los plazos de pago. Pero advierte de que es necesaria una reflexión sobre las normas anteriores para que no se repitan fallos del pasado y evitar una nueva normativa sin resultado práctico.

Más información

Scroll al inicio