Primera reunión del Gobierno con el ecosistema nacional de microelectrónica y semiconductores para impulsar el PERTE Chip del Plan de Recuperación

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha presidido el primer encuentro del Comisionado Especial del PERTE Chip, Jaime Martorell, con los principales representantes del ecosistema de semiconductores y microelectrónica de España. También han participado la secretaria de Estado de Telecomunicaciones, María Gonzalez Veracruz, y el secretario General de Telecomunicaciones, Arturo Azcorra.

Esta reunión se produce un día después de la aprobación en el Congreso de los Diputados de los Presupuestos Generales del Estado para 2023, donde se incluyen más de 1.250 millones de euros para el desarrollo del ambicioso proyecto del PERTE Chip, destinado a reforzar la industria de microchips en España para ser uno de los líderes europeos en este sector fundamental para la nueva economía digital.

Estos recursos, financiados con los fondos Next Generation, dotarán al Comisionado del PERTE Chip del músculo financiero para poner en marcha actuaciones concretas e inversiones que refuercen el ecosistema de microchips, formado por centros de investigación y diseño, universidades, grandes y pequeñas empresas en todo el territorio.

Está previsto que, en el primer semestre de 2023, en el marco de ayudas de estado de la Unión Europea, se lancen las primeras convocatorias de ayudas. Previamente, en función de las necesidades, se pondrán en marcha consultas y Manifestaciones de Interés para acotar el ámbito de actuación.

Las cuentas públicas diseñadas para el próximo año prevén un préstamo a Semys, la empresa pública de la SEPI que gestiona el PERTE Chip, de 800 millones de euros en créditos y 450 millones en transferencias para ayudas a empresas, sociedades, entidades públicas, fundaciones y Comunidades Autónomas.

En estos seis meses desde la puesta en marcha del PERTE CHIP, se han producido avances concretos como el reciente anuncio de CISCO, que instalará en Barcelona su primer centro de diseño europeo de chips. Anteriormente, INTEL y el Centro Nacional de Supercomputación – Barcelona Supercomputing Center dieron a conocer el acuerdo para abrir un laboratorio de diseño.

Gobernanza del Comisionado

Durante el primer encuentro del sector de semiconductores, en el que han participado más de 50 compañías, representantes de centros de investigación y empresas públicas, el comisionado especial para el PERTE Chip, Jaime Martorell, ha subrayado el talento y la calidad de los ingenieros españoles, que han conformado un sólido ecosistema de microelectrónica «que queremos reforzar, aportando más actividades y empresas. Los chips son un producto estratégico y esta industria avanza a gran velocidad por lo que estamos acelerando el proceso».

Con ese objetivo, el comisionado acompañó recientemente a la delegación española encabezada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la sede central de Samsung en Corea.

Las entidades que han participado en el encuentro también han puesto en el valor del talento nacional y la necesidad de atraer talento internacional. Por otro lado, se han interesado por los instrumentos financieros que se van a desplegar para reforzar el ecosistema existente, así como por los IPCEI (proyecto importante de interés común europeo).

El Gobierno mantiene un diálogo permanente con la industria nacional y extranjera para impulsar los proyectos tractores y concretar las actuaciones del PERTE, con especial atención a la construcción de capacidad de fabricación y diseño.

Sobre el PERTE Chip

El PERTE de semiconductores y microelectrónica es un ambicioso proyecto, aprobado en Consejo de Ministros el 24 de mayo de 2022, para impulsar la concepción, el diseño y la fabricación de chips de vanguardia en España.

El objetivo es lograr la autonomía estratégica en esta industria y situar a España como un país de referencia en el sector y en el suministro de semiconductores en Europa y en el mundo. El proyecto gira en torno a cuatro ejes estratégicos para: reforzar la capacidad de I+D+i en el sector; instalar plantas de diseño; instalar fábricas de producción de microchips; y dinamizar la fabricación de productos TIC que suponen la demanda para la industria de semiconductores y microelectrónica.

Este proyecto se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y está previsto que movilice una inversión pública de 12.250 millones de euros hasta 2027. Además del PERTE Chip, se han aprobado otros diez proyectos tractores que contribuyen a impulsar el despliegue de inversiones del Plan de Recuperación, que ya está transformando la estructura del país gracias a los 70.000 millones de euros de los fondos europeos Next Generation.

Hasta la fecha, un 80% del crédito total presupuestado ha sido autorizado, que se traduce en más de 22.200 millones de euros a 9 de noviembre de 2022.