El mercado laboral acusa el fin de la campaña veraniega y precisa de políticas que alienten el mantenimiento del empleo

El empleo muestra en agosto la típica ralentización del fin de la campaña veraniega. Cae la afiliación en todos los sectores y sube el paro registrado. La buena evolución del empleo de los últimos meses, que venía siendo desacorde con el entorno económico adverso y demostrando la resiliencia de las empresas españolas, ha vuelto a empeorar en agosto.

Como viene demandando CEPYME, para que no empeoren las proyecciones de empleo es preciso atajar la fuerte subida de costes que soportan las empresas españolas en forma de más impuestos, cotizaciones, inflación y costes financieros para alentar la contratación, así como generar un entorno transparente en el que realmente se pueda medir la evolución de los puestos de trabajo, alterada en los últimos meses por las dudas sobre cuántos fijos discontinuos están realmente en activo, algo que afecta en especial a sectores estacionales como la agricultura o el turismo.

Más información

Scroll al inicio