Las empresas de menor tamaño, las más castigadas por el alza de costes, suman 5 meses de caídas en su tejido empresarial

El alza de cotizaciones, la inflación y la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) han castigado especialmente a la microempresa, con una destrucción neta de 3.899 negocios en un año, lo que supone un 0,3% de caída interanual a cierre de febrero. Además, la cifra de empresas de menos de 10 trabajadores acumula cinco meses de descensos.

La merma del parque de microempresas ha sido especialmente intensa (-3,8%) en las actividades agrupadas en el sector agricultura, ganadería y pesca, según datos oficiales de la Seguridad Social cribados por el servicio de estudios de CEPYME.

También se han registrado descensos en el segmento de empresas de menor tamaño en la industria (-1,6%) y los servicios (-0,1).

Por el contrario, en la construcción ha aumentado un 1,7% el número de pequeñas empresas y su cifra total se acerca al máximo de 2008.

Más información

Scroll al inicio