PUBLICACIÓN

El reto de las vacantes en España

El mercado laboral español adolece de un problema acuciante para las empresas: la dificultad para casar la oferta y la demanda de trabajo. Esta característica del mercado laboral español se torna especialmente paradójica si atendemos a que, junto con Grecia, España es el país con mayor tasa
de paro de la Unión Europea.
En este desacople entre la oferta y la demanda de empleo subyacen causas demográficas, cambios culturales y sociales y razones educativas. Entre ellas, la despoblación de grandes zonas del país, el soporte familiar, la escasa intermediación de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) y una educación pobre en perfiles- tecnológicos, técnicos, o poco habituada a la formación continua.
Esta debilidad del mercado laboral lastra tanto la producción como la productividad, dificulta la plena utilización de los bienes de equipo, reduce las posibilidades de relevo generacional en las empresas familiares, provoca otro obstáculo para el crecimiento de las pymes e, incluso, produce cierres de empresas y pérdida de proyectos.

Scroll al inicio